Después de que hace un par de días se hiciera público de que Marc Anthony ya le está pidiendo el divorcio a Jennifer Lopez, la actriz y cantante debe continuar como si nada con sus obligaciones en ‘American Idol’.

Bien dicen por ahí que “business as usual” y por ello, durante los shows en vivo del miércoles y jueves tuvo la mejor actitiud posible, siempre sonriente ante las cámaras, como para enfatizar que de su parte no habrá ningún drama – al menos frente al público. Además, como nos tiene acostumbrados, lucía espectacular con este vestido negro y de cuero entallado.